Martes, 21 de diciembre de 2010

Uno de los enigmas m?s antiguos, es la idea del destino cifrado en los sue?os. El m?dico vien?s, Sigmund Freud, ya a principios de este siglo estudio su mecanismo y la influencia que ten?a en el so?ante.

Los sue?os se valen de un peque?o e inadvertido suceso acaecido durante nuestra vigilia, o recursos que se encuentran en nuestro inconsciente, y pueden contener la clave de toda una vida para los que puedan descifrar las im?genes, que a pesar de ser ins?litas, se manifiestan durante el sue?o.

Antes de formar parte de estudios cient?ficos, los egipcios le daban sentido a los sue?os y comprobaban su veracidad. Adem?s le otorgaban mucha importancia a la relaci?n de los astros y sus movimientos, con la formaci?n de los sue?os, todo lo registraban y archivaban para que pasara de generaci?n en generaci?n. Los poetas de la antig?edad consideraron al sue?o como el Hermano de la Muerte, como al Hijo de la Noche y del Infierno Pagano. Homero por su parte, consider? que el origen de los sue?os estaba en el Mar Egeo, donde se encontraba la isla de Lemmos, con su conocido laberinto.

Por otro lado, Luciano imagin? una isla en la que habitaban los ensue?os y donde el rey era el mism?simo Sue?o. Se dec?a que al llegar la noche, los sue?os vagaban por todas partes y se met?an en cada palacio o choza, invadiendo a cada durmiente con visiones agradables o pesadillas feroces.

La interpretaci?n de los sue?os para los griegos ten?a tanta importancia como los or?culos. En Roma los augurios de los sue?os influenciaron mucho sobre la poblaci?n. En la actualidad no hay dudas acerca de la influencia de los astros en el comportamiento del individuo y en sus sue?os. En Oriente, es donde tiene origen la astrolog?a, los griegos la recibieron de los egipcios y estos de los caldeos. Por su parte los griegos la transmitieron a los romanos y estos, a todos los pueblos conquistados, ya en la Edad Media se le agregaron la magia y la alquimia. Por aquellos tiempos la astrolog?a era considerada una ciencia oculta y prohibida que solo deb?a ser usada por aquellos que estuvieran preparados.

La astrolog?a permite a trav?s de la carta natal, con la consecuente posici?n de los astros, determinar las complejas caracter?sticas de cada persona. A su vez, el aspecto, los colores de las im?genes de los sue?os est? determinada por el signo del que sue?a. Es as? que un jupiteriano culto y con caracter?sticas intelectuales tendr? sue?os delicados y agradables, anunciando prosperidad y j?bilo, y un jupiteriano m?s ligero, solo disfrutar? de los beneficios materiales y de los placeres culinarios, sus sue?os incluir?n fiestas y seducci?n. Los saturninos elementales, tendr?n sue?os con ganancias modestas, mientras que en un saturnino intelectual, tendr? sue?os con gran incremento de riquezas, aumento de poder y anunciar?n grandes descubrimientos. Si la influencia est? dada por ambos planetas, J?piter y Saturno, los sue?os tendr?n la caracter?stica del astro dominante, es as? que si hay m?s influencia de J?piter, habr? grandes ambiciones, mientras que si la influencia es mayor por parte de Saturno, los sue?os se llevar?n a cabo en el terreno religioso. Si Venus rige o hay influencia del entusiasmo jupiteriano, los augurios de dicha que aparecer?n en los sue?os ser?n interpretados como ?xitos amorosos. Si se sue?a con monstruos, y es J?piter el que rige, estos monstruos ser?n extraordinarios, alados, luminosos y con rostros humanos, mientras que si rige Saturno, en el mismo sue?o se ver?n cosas horribles, espantosas. Es as? como la aparici?n de una serpiente en el sue?o de un jupiteriano anuncia un mal augurio, en un saturnino, solo determinar? una traba que solamente necesitar? tiempo para ser superada. Es variable, la interpretaci?n que cada uno puede darle a los sue?os, depende del tipo planetario y del planeta que ejerce influencia. Para obtener la interpretaci?n de los sue?os es importante, no solo apelar a la ciencia sino a la experiencia que proviene de la tradici?n.


Publicado por ZAYSHA @ 0:50  | SUE?OS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios